sigueme en

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook ”pinterest”

jueves, 21 de febrero de 2008

Pollo en salsa enperejilada de vino con cebolla ramón ramón




Ingredientes para 2 personas:

2-3 cebollas
2 muslos con contramuslo de pollo deshuesados
vino blanco
perejil
nata líquida
sal

Preparación :



1.- Cortar la cebolla en láminas gruesas

2.- Salpimentar el pollo




3.- En una sartén antiadherente con un poquito de aceite cocinar el pollo

4.- cocinar hasta que esté dorado por ambos lados

5.- Añadir vino , una buena cantidad más o menos un vaso



6.- Cocinar a fuego medio

7.- Cuando el vino haya reducido a la mitad añadir el perejil picado

8.- seguir cocinando hasta que la salsa espese un poco




9.- Añadir un poco de nata líquida y cocinar un poco más hasta que la salsa quede homogénea . Servir con cebolla ramón ramón (elaboración a continuación )




A .- En una sartén antiadherente calentar aceite de oliva , cuando esté caliente añadir la cebolla

B.- Cocinarlo muy poco tiempo a fuego fuerte, pues no debe dorarse ni tampoco ablandarse , tiene que ser un cocinado al estilo chino es decir rápido ya que debe quedar con una textura crujiente pero tiene que perder ese toque a crudo . Sazonar ligeramente y servir como guarnición

Nota : El origen del nombre de cebolla ramón ramón proviene de mi suegra ya que ella bautizó ésta manera de hacer las cebollas .... y aunque resulte curioso nunca pude averiguar el porqué de éste nombre , asi que éstas cebollas siempre se llamarán así en mi casa para recordar a su buen hacer en la cocina ; pués era una excelente cocinera sobre todo en lo referente a las recetas caseras y típicas de nuestra tierra valenciana

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo de ramon ramón tambien existe en mi familia y la explicación que siempre se dio es el ruido que la cebolla hace al morderla cuando esta está crujiente.

maetiare dijo...

cierto la cebolla tiene que estar cocinada pero crujiente, es el puntazo que me gusta. así que no soy la única que la tiene bautizada asi jajajaja

bienvenido por mi cocina

un beset maetiare