sigueme en

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook ”pinterest”

lunes, 13 de enero de 2020

Sopa de garbanzos con pajaritas y Cia



Ingredientes:

60 gramos de pajaritas
3 cuch de tomate frito
1 zanahoria
1 trozo de repollo
1 puñadito de guisantes congelados
260 gr de garbanzos cocidos
1/2 cucharadita de pimentón dulce
1/2 cucharadita de ajo en polvo
3/4 cucharadita de curcuma
4 cucharaditas de caldo de verduras en polvo
1,100 litro de agua


Preparación:

Ponemos a calentar el agua en el microondas

Troceamos en brunoise pequeña ( o pequeños cuadritos ) la zanahoria y el repollo.
En la cazuela antiadherente ponemos todos los ingredientes menos especias y caldo.

Echamos el agua a punto de ebullición a la cazuela y lo ponemos a fuego fuerte
Añadir pimentón, ajo en polvo. curcuma y caldo de verduras , mezclar bien

Cuando esté hirviendo, bajamos el fuego a medio-bajo y tapamos
Remover de vez en cuando,

La sopa estará lista cuando lo esté la pasta



Nota:

El punto de la pasta es un poco al gusto, pero yo prefiero que esté más al dente antes que pasada o demasiado blanda


Print Friendly and PDF

domingo, 12 de enero de 2020

Pasta con salsa boloñesa texturizada

Hoy pongo de nuevo una receta que ya hice con anterioridad y está en éste blog : Espaguetis con boloñesa vegana
Pero en éste caso he cambiado algunas cosas como la marca de soja texturizada( comprada en Consum) y la cantidad de soja utilizada. Lo cierto es que la soja texturizada del Mercadona no me acababa de gustar.

Para mi gusto está infinitamente mejor, menos pesado de comer y además con mejor resultado. Nos ha gustado más ésta vez. De hecho aún quiero hacer otra prueba con soja texturizada comprada en herboristería para comprobar si está mejor aún.

En éste post va la misma receta con Espaguetis y con macarrones, lo cual es un poco tonto, porque la pasta es pasta indistintamente de la forma que tenga aunque a la hora de la verdad siempre nos parece diferente.... eso es lo curioso de la percepción en mente y paladar.

Bueno vamos al lío:




Ingredientes:

250 gr de pasta a elección ( Espaguetis, macarrones)
1 cebolla
1 zanahoria pequeña
2 dientes de ajo
40 gr de soja texturizada marca  ESGIR  comprada en Consum
1 bote de salsa de tomate casero marca Hida
Aceite de oliva virgen extra
sal
pimienta negra molida
orégano molido o en polvo ( yo lo hago con el molinillo para café)
Especias o sazonador para carnes ( por aquello de darle sabor a la soja texturizada)
2 cuch de salsa de soja
Agua


Preparación:

Poner en un bol la soja texturizada, echarle el doble de volumen de agua, 2 cuch de salsa de soja, especias o sazonador para carnes a voluntad y dejar que la soja se hidrate como mínimo 15 minutos. No tengo fotografía de ésta paso porque la cámara de fotos no tenía carga.

Ponemos a hervir agua en una cacerola y cocinamos la pasta según indicaciones del paquete. Cuando esté cocida, escurrir, refrescar bajo el grifo del agua fría para cortar la cocción y reservar.


En un Wok ponemos a calentar un poco de aceite de oliva virgen y pochamos la cebolla cortada en brunoise que sazonaremos con un poco de sal. Cuando hayan pasado 2-3 minutos añadimos el ajo picado. Cocinamos 1 minuto más y antes de que el ajo se dore añadir la zanahoria que habremos picado fina ( o brunoise muy pequeña) para que se cocine más rápido.



Añadimos la Soja texturizada que habremos escurrido presionando un poco con el dorso de una cuchara para eliminar algo del liquido que le quede y la añadimos al wok. Condimentamos con un poco más de sazonador para carne y una pizca de pimienta negra molida. Cocinamos el conjunto hasta que la soja coja un poco de color y sabor.


Añadimos el tomate frito casero Hida. Mezclar bien y añadir un poco de orégano. Cocinar a fuego bajo removiendo de vez en cuando para que la soja se empape bien de todos los sabores de la salsa. Hay que tener en cuenta que en éste último proceso no hace falta mucho tiempo ya que la salsa de tomate ya está cocinada y por lo tanto no interesa que reduzca demasiado.


Así tendremos una boloñesa vegana increíble para acompañar cualquier pasta que gustes.



Echaremos la pasta que teníamos reservada en el Wok junto con la salsa. Mezclar bien y darle un punto de calor para que la pasta coja un poco de temperatura .


Listo para servir y disfrutar sin remordimientos.

Nota:

Los primeros pasos hacia lo vegano siempre son los más difíciles. Estamos acostumbrados a ciertos sabores y texturas , pero os aseguro que no vais a echar en falta nada. El paladar se puede educar y los cambios a corto plazo te lo agradecerá tu cuerpo y no digamos tu conciencia.

Print Friendly and PDF