sigueme en

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook ”pinterest”

domingo, 13 de agosto de 2017

Sopa de garbanzos fiesza

Ya sé que no estamos en época para sopas y menos con los calores que padecemos. En casa nos tenemos que acoplar a un presupuesto muy exiguo y no da para mucho , así que toca apañarse que lo poco que nos podemos permitir.
 
Dicho ésto hay que reconocer que la sopita está más que buena a pesar de los sudores que hemos padecido al cocinarla y al comerla... Un plato sano y vegetariano. Los que sean veganos eliminad los huevos de la ecuación.



Sopa de garbanzos fiesza

Ingredientes 2 personas ( plato único):

3 bloques de espinacas
2 zanahorias
2 huevos duros
4 cuch de tomate frito casero ( marca Hida)
600 ml de agua
1 pastilla de caldo de verduras
3/4 cucharadita de cebolla en polvo
2/4 cucharadita de ajo en polvo
1/4 cucharadita de pimentón dulce
1/4 cucharadita de curcuma
1 bote de 400 gr de garbanzos cocidos
40 gr de pasta de fideuá

Preparación:



Poner al fuego una cacerolita 500 ml. de agua con los bloques de espinacas

Machacar la pastilla de caldo y mezclar con las especias. Añadirlo a la cacerolita con las espinacas. Remover para ir deshaciendo los bloques de espinacas y que se suelten.

Ponemos a fuego medio una cacerola o sartén honda antiadherente con 100 ml. de agua y el tomate frito.Añadimos los garbanzos con su líquido de conservación. Añadir las  zanahorias cortadas a rodajas finas.

Cuando estén las espinacas bien sueltas añadir el contenido de la cacerolita a la cacerola.Añadir la pasta , remover bien , tapar y cocinar a fuego medio-bajo removiendo de vez en cuando.

La sopa de garbanzos y espinacas estará lista cuando la pasta esté en su punto.En ese punto añadir los huevos duros picados, mezclar y listo para servir






Print Friendly and PDF

miércoles, 9 de agosto de 2017

Macarrones con salsa de tomate y calabacín

Ésta receta de pasta puede parecer repetida de ésta , con los mismos ingredientes pero con diferente pasta y es prácticamente idéntica pero con una notable diferencia :el cocinado del calabacín. En ésta ocasión he preferido no usar el microondas en el proceso y decantarme por hacerlo en la sartén y así poder controlar mejor el punto del calabacín y dejarlo con una textura más consistente y algo crujiente.

El resultado muchísimo mejor para mi gusto y aunque la primera receta estaba bien rica, ésta es de 10.



Ingredientes 2 personas:

250 gr de macarrones
1 cebolla
1 bote de tomate frito casero hida
1/4 cuchdta de ajo en polvo
orégano
1 calabacín
aceite de oliva virgen
sal

Preparación:



Ponemos agua a hervir en una cacerola con un poco de sal y cuando comience a hervir echamos la pasta y cocinamos al dente.

Picamos la cebolla en brunoise o cuadritos pequeños y troceamos el calabacín en cuadritos .

Mientras se van cociendo la pasta pondremos una sartén antiadherente honda  al fuego con un poco de aceite de oliva y pocharemos la cebolla con una pizca de sal.
Cuando la cebolla comience a transparentar, añadir el calabacín y saltear en conjunto a fuego medio removiendo con frecuencia hasta que el calabacín haya perdido ese toque de crudo pero aún esté crujiente, entonces añadiremos el ajo en polvo el tomate frito Hida,  y un toque de orégano, cocinar a fuego medio removiendo de vez en cuando.


Prueba la salsa de tomate , si vieras que tiene algo de acidez añadir una pizca de azúcar para arreglarlo( normalmente con ésta marca de tomate frito casero no suele ser necesario hacerlo, en raras ocasiones sucede). Cómo el tomate ya está cocinado no debes de mantenerlo mucho al fuego porque la textura del calabacín debe de quedar crujiente y entero.



Iremos controlando la pasta para que no se nos pase ya que tiene que quedar al dente. Una vez cocida escurre la pasta y añadir a la sartén de la salsa. Mezclar bien todo el conjunto y ya tendrás una plato de pasta vegano perfecto.



Más fácil imposible, más rico tampoco y mejor aún es un plato muy económico.

Comer bien y sano no está reñido con una economía bajo mínimos


Print Friendly and PDF

Ensalada Iceberg con calabacín,corazones y...

Hoy una rica ensalada en dos versiones. Una versión distinta para mi sin sal y vegetariana.

El calabacín en crudo añadido a la ensalada es todo un descubrimiento, incluso me gusta más que el pepino. Su textura crujiente le da un punto. Muy importante es que el calabacín sea muy fresco, que esté duro ya que así nos aseguramos esa textura crujiente imprescindible


Su ensalada


mi ensalada

Ingredientes 2 personas:

1/2 lechuga iceberg
un lata de corazones de alcachofa( unos 10 corazones por lata)
4 tomates canarios
1 calabacin mediano
cebolleta


su aderezo + extra:

aceite de oliva
sal
1 lata de caballa

mi aderezo: 

1/2 cucharadita de ajo en polvo
sazonador ensalada Portland (a voluntad)
2 cucharadas rasas de mayonesa Hellman's
1 chorrito pequeño de aceite de oliva

Preparación:

Lavamos bien los tomates y el calabacín .Trocear las verduras al gusto , no pelaremos el calabacín ya que lo usaremos con su piel, cortar los corazones de alcachofa por la mitad y repartir en dos boles individuales.

En una de las ensaladas añadir la caballa y condimentar con aceite y sal.

Mezclar ajo en polvo,mayonesa, sazonador de ensalada y aceite de oliva hasta que quede una salsa homogénea y añadirla a la otra ensalada.

y listo ya tenemos ensalada en dos versiones.




Print Friendly and PDF

jueves, 3 de agosto de 2017

Arroz al horno con jamoncitos de pollo


Desde que me han diagnosticado la hipertensión y me han prohibido la carne de cerdo entre otras cosas, no me ha tocado otra que tunear algunas recetas.

Hoy un arroz al horno con jamoncitos de pollo. La receta es la misma que ésta de Arroz al horno , seguiremos la receta igual , la única diferencia sustituir las costillas por los jamoncitos de pollo y en vez de colorante alimentario usaremos curcuma.



Ingredientes:

1 vaso de arroz vaporizado
2 1/2 vasos de agua
1/3 de bote de garbanzos cocidos
3 jamoncitos de pollo
2 patatas medianas
1/2 cucharadita de ajo en polvo ( yo lo uso porque a mi marido no le gusta encontrarse el ajo pero podéis sustituir por 8 dientes de ajo sin pelar)
curcuma
pimentón dulce
sal

aceite de oliva virgen


Preparación:

Freír el pollo hasta que esté un poco dorado

Añadir las patatas en rodajas y los ajos enteros sin pelar hasta que tome la patata un poco de transparencia ( si usas ajo en polvo lo añadirás justo antes de añadir el arroz)

Añadir el arroz y saltearlo un poco, echar un poco de sal

Echar el pimentón dulce, dale unas vueltas

Antes de que el pimentón se queme añadirle el agua caliente y sacarlo del fuego

Añadir la curcuma

Echar el contenido de la sartén en una cazuela de barro, añadir los garbanzos cocidos, repartirlo todo bien por la cazuela.

Meter en el horno precalentado a 220 º C durante 30 o 40 minutos dependiendo del horno. El arroz debe quedar un poco churruscadito por los bordes ( como se dice por aquí socarrat )

Sacar del horno y dejar reposar unos minutos y listo para degustar



Nota :

Quedó bien rico también, el sabor un poco diferente. Los jamoncitos de pollo quedaron bien tiernos y sabrosos.


Print Friendly and PDF

martes, 1 de agosto de 2017

Alubias con verduras




Ingredientes 2 personas:

2 zanahorias
2 bloques de espinacas congeladas
2 puñados de maíz congelado
1/2 litro de agua
1 pastilla de caldo de verduras
1/3 cucharadita de cebolla en polvo
1/4 cucharadita de ajo en polvo
1/8 cucharadita de pimentón dulce
1/4 cucharadita de curcuma
4 cucharadas de tomate frito
1 bote de alubias blancas cocidas (400 gr)


Preparación:



Cortamos las zanahorias en cuadritos pequeñitos (como para macedonia). Ponemos una cacerolita al fuego con el agua y añadimos las espinacas, el maíz y la zanahoria.



en un mortero echamos la pastilla de caldo, la cebolla y ajo en polvo,el pimentón y la curcuma y machacamos el conjunto.


Añadiremos el contenido del mortero a la cacerolita cuando ésta ya esté hirviendo.

En una cacerola un poco más grande y sartén honda echamos las alubias directamente del frasco con su líquido de conservación( habremos pasado previamente el frasco antes de abrir bajo el grifo del agua caliente para facilitar que salga todo sin tener que usar ningún utensilio para evitar destrozar las alubias). Añadimos el tomate frito.



Probaremos un trozo de zanahoria y un grano de maíz para comprobar que ya estén algo cocidos pero no del todo. En ese momento añadiremos el contenido a la sartén o cacerola donde están las alubias. Mezclamos bien todo y cocinamos a fuego fuerte removiendo continuamente hasta que el líquido reduzca casí totalmente.

Cuando haya reducido y lo que queda de líquido esté denso como una crema es el momento de apagar el fuego y emplatar.


Ya podemos disfrutar de un buen plato vegano de legumbres sin tener que padecer calores innecesarios(cuando es el caso de una sopa o guiso)


Print Friendly and PDF