sigueme en

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook ”pinterest”

lunes, 28 de noviembre de 2016

Sopa de fideuá con maíz, alubías y zanahorias





Ingredientes 2 personas:

1 1/4 Litro de agua
1 1/2 cuchdta de pasta de tomate concentrado
1/2 cebolla grande
ajo en polvo
130 gr de alubias cocidas de bote
70 gr de pasta de fideuá marca hacendado
3 zanahorias
2 pastillas de caldo de verduras ( si no lo quieres vegano puedes usar de pollo o carne)
cúrcuma
150 gr de maíz dulce en grano de lata ( yo he usado marca cultivador del aldi)


Preparación:


Poner el agua en una cacerola antiadherente y poner al fuego. Añadir la pasta de tomate, la cebolla picada, las zanahorias en cubitos pequeños, el ajo en polvo ( al gusto ) y la cúrcuma. Cuando el agua comience a hervir añadir las pastillas de caldo. Cocer a fuego medio bajo tapado 4-5 minutos.


Al cabo de ese tiempo añadir la pasta de fideuá (cocer según tiempo de envase ), tapado y a falta de un minuto para finalizar la cocción de la pasta añadimos el maíz y las alubias cocidas y cocemos junto destapado hasta que la pasta esté en su punto ( procurad que la pasta no quede demasiado blandurria , mejor respetar en lo posible el tiempo asignado para su cocción)




Print Friendly and PDF

viernes, 18 de noviembre de 2016

Paté - Dip de berenjenas

Llevo más de un mes sin postear ninguna receta y eso ha sido debido a varias circunstancias, entre ellas la búsqueda constante de empleo que se incrementa en éstas fechas y porque mi mente anda algo preocupada y porque no decirlo estoy un poco nerviosa y asustada. Llevo todo el mes estresada pues me encontré un bulto en el pecho y me sonaron todas las alarmas, fui a mi medica de cabecera y trás una valoración algo dudosa me remitió al hospital para hacerme unas mamografías.

Hoy ha sido el día y ha sido agotador en todos los aspectos. Para empezar no tenemos vehículo y nos tenemos que desplazar a 10 km qué es donde está el hospital. Tenemos autobuses? Si , pero con un horario terrible y poca frecuencia. Por lo tanto hubo que coger el bus de las 8:50 de la mañana y la cita en el hospital eran a las 11:30.( debo puntualizar que me mareo en los autobuses y de que manera, no pasan ni cinco minutos que ya estoy super mareada y tirando hasta la primera papilla, con sudores fríos y al punto de darme algo ) con lo cual 2 horas de espera con mi cuerpo que estaba en un malestar y mareo constante que me obligó a visitar los servicios a vomitar de nuevo.

Por fin se hicieron las mamografías , pero no sabré nada hasta por lo menos 3 o 4 días hábiles (tenemos el finde por el medio) que será cuando remitirán los resultados a mi ambulatorio ( toca pedir cita para ello y será el lunes) . Así que estaré en un sin vivir todo ese tiempo.

La vuelta a casa con el bus no ha sido mucho mejor que la ida. Nos ha tocado esperar hasta el bus de las 13:15 para poder volver y de nuevo la misma tortura de mareos y vómitos... Así que creo que en mi estómago no han quedado ni las telarañas de lo limpito que habrá quedado...

He tenido que acostarme un poco al llegar a casa porque estaba para el arrastre.  Hoy he comido un poco más tarde de lo habitual hasta que estado un poco en condiciones para hacerlo. No ha sido gran cosa: una tortilla francesa y una barrita de cereales con una infusión.... no me entraba nada más.

Por eso ahora que ya es casi hora de cenar me subo por las paredes del hambre que tengo... antes de hacer la cena aprovecho y os posteo ya si ésta pequeña delicia vegana.




Ingredientes:

1 berenjena de las de piel morado oscuro
semillas de un tomate con su carne o envoltura que tenía guardadas en la nevera 
aceite de oliva virgen extra
sal

Preparación:




Pelamos la berenjena, la cortamos en cubos pequeños. La ponemos en un recipiente con tapa apto para microondas con un poco de aceite de oliva y sal.

Lo cocinamos en el microondas a 800 w de potencia (100%) removiendo de vez en cuando hasta que estén cocinadas.

En una picadora o batidora colocamos las semillas de tomate, la berenjena, otro ligero toque de aceite de oliva (sin pasarse unas gotas serán suficientes ), un poco de sal y trituramos el conjunto hasta obtener un delicioso paté o dip de berenjenas que podremos utilizar para untar en pan o tostadas, para dipear con nachos o con verduras crudas o como tu imaginación te inspire.



Aquí he untado el paté de berenjena sobre una tostada de pan integral y he colocado encima un trozo de tortilla a la francesa. Esté paté también queda genial en bocadillos veganos usándolo como base para untar el pan .




Aquí me sobró una pequeña cantidad que guardé en la nevera en un pequeño tarro de esos de paté comercial que he reutilizado.No hay nada como el reciclaje de botes de legumbres, patés, etc... para la alacena, Son muy cómodos y fáciles de limpiar y de paso ecológicos ya que evitamos el uso de plásticos. En mi casa ya no utilizamos los típicos tuppers , los frascos o botes de cristal se han adueñado de ella.

Por cierto no sé lo que dura el paté en nevera porque al día siguiente desapareció acompañado de unas ricas zanahorias crudas a la hora de la merienda... una delicia. 








Print Friendly and PDF