sigueme en

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook ”pinterest”

viernes, 30 de enero de 2015

Sopa fideuá con panceta

Éste mes de enero parece el mes de las sopas .Cuando se ha pasado una gripe importante y la recuperación ha sido un poco lenta y más cuando una no consigue quitarse ese resquicio de tos , el tomar sopas es casi como una obligación a la par que un placer para entonar el cuerpo.

Tengo mi blog un poco ralentizado y la cantidad de recetas que posteo ha menguado considerablemente, en gran parte es más debido a la crisis permanente que sufrimos en casa , la cual me obliga a comprar alímentos básicos y lo más baratos posible y nuestros menus se han convertido en algo muy repetitivo . Aunque procuro que no nos resulte una rutina aburrida y dentro de nuestros escasos medios planificamos las comidas de la semana para no salirnos del escaso presupuesto y que la papanda sea algo variada... no es fácil ajustarse a 7 euros al día para 2 personas para desayuno, comida y cena...(bueno sin olvidarse también de productos de aseo y limpieza...)

Bueno aún puedo recurrir a mis archivos de recetas realizadas en mejores tiempos y que ya es hora vayan acomodándose en mi blog.





Ingredientes:


1 Litro de agua
80 gr de pasta de fideúa
5 cuch. de tomate triturado al natural
2 puñados de ensaladilla rusa
2 ajos picados finos
1 cebolla picada fina
200 gr de panceta
2 pastillas de caldo de carne
cúrcuma
perejil
aceite de oliva virgen extra

Preparación:

En una cacerola sofreír a fuego medio la cebolla hasta que esté transparente, añadir la panceta troceada y saltear hasta que la panceta comience a tomar color. Añadir los ajos y sofreír el conjunto pero sin que el ajo llegue a dorar. Añadir la verdura de ensaladilla rusa, mezclar y añadir el tomate triturado al natural y un toque de perejil.

Añadir el agua caliente. Cuando comience el hervor añadir la cúrcuma y las dos pastillas de caldo de  carne. Añadimos la pasta de fideuá y cocinamos a fuego medio tapado, removiendo de vez en cuando hasta que la pasta esté cocida al dente.

No hay más, la sopa ya está lista para ser consumida y disfrutada







Print Friendly and PDF