sigueme en

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook ”pinterest”

sábado, 23 de marzo de 2013

Estofado de carrilleras jardinera

Ha sido terminar las fallas y nos ha entrado de lleno la primavera, estamos teniendo un tiempo envidiable en Valencia, el Lorenzo ya va haciéndose sentir con fuerza y ya vamos buscando la sombrita siempre que se puede para escapar del calor, cosa nada fácil pues nos toca mover la furgoneta varias veces durante el día buscando sombreado para evitar cocernos en su interior… a partir de ahora en adelante la cosa se complica pues el día va alargando con lo cual vamos teniendo más horas de sol y la noche tardará en caer…. inconvenientes que nos toca padecer sin remedio…
No sé si con la calor que tenemos os va a apetecer un estofado ( o guiso como queráis llamarlo) pero seguro que aún hará frío en algún lugar de modo que aquí os dejo la receta y que la disfrutéis con salud…






Ingredientes:

3 carrilleras de cerdo
3 dientes de ajo
1 cebolla
aceite de oliva virgen
sal
125 gr de tomate frito con cebolla ( en mi caso comercial )
150 gr. de judías verdes planas
2 zanahorias
3 patatas
dos pastillas de caldo de carne
1 1/4 litro de agua
colorante alimentario
chile en escamas o de molinillo


Preparación:





En una cacerola sofreímos las carrilleras cortadas en trozos y cuando comiencen a tomar color le añadimos los ajos y la cebolla picados finos.




Cocinamos el conjunto hasta que la cebolla comience a transparentar y antes de que dore le añadimos las judías verdes en trozos y la zanahoria en rodajas, mezclamos bien y añadimos el sofrito de tomate y cebolla



Mezclamos bien y añadimos las patatas en trozos grandes, cocinamos 2 minutos y añadimos las pastillas de caldo de carne



Añadimos el agua que habremos calentado previamente en el microondas, echamos un toque de colorante alimentario y subimos el fuego para que comience el hervor



Añadimos un toque de chile en escamas o de molinillo al gusto, siempre sin pasarse pues no queremos que el guiso pique tanto que no apreciemos los sabores de los demás ingredientes. Cuando el guiso esté hirviendo , bajamos el fuego a una potencia media-baja. Tapamos parcialmente con una tapa y cocinamos sobre unos 15 0 20 minutos removiendo de vez en cuando. 

El guiso estará listo cuando la zanahoria y la patata esté cocina... no necesita más pues la carne en éste punto   estará más que tierna

Bueno ya sólo me queda decir que os arméis de una buena cuchara y a por ello.   Que os aproveche




 



viernes, 15 de marzo de 2013

Revuelto de patatas y cebolla

Estamos ya en plenas fiestas falleras y aunque me gusten éstas fiestas hay algo que me las enturbia… la pólvora… si eso mismo. Le tengo verdadero pánico a los petardos, ya sean pequeños o grandes con lo cual siempre que son fallas me he escondido en casa y no salía más que para lo imprescindible y ni eso si podía evitarlo. Este año lo tengo chungo… no tengo cuatro paredes en las que refugiarme y el espacio de la furgo no me aisla de los petardeos continuos, ni de la despertá matutina, ni de las tracas o disparás a lo bestia tan unidas a éstos festejos, por lo tanto me paso el día en un continuo sobresalto, con los nervios a flor de piel y me siento totalmente expuesta a lo que tanto me asusta.
Esta va a ser la peor semana de nuestra obligada estancia sobre ruedas, porque a mi marido como buen valenciano lo de la pólvora le mola y en absoluto se altera , bueno rectifico lo altero yo, pues durante ésta semana aquí la presente me niego en redondo a pasear  por las calles  y si lo hacemos le obligo a dar grandes rodeos bien lejos de las calles donde está toda la movida  y que conste que eso no me evita más de un susto o sobresalto, porque los petardos están en mano de cualquiera ya sea grande o chico y parece que no se pueden resistir a tirarlos ya sea la hora del día que sea y sea donde sea…. para acabar de enervar a mi pepe que tiene que soportar mi irracional miedo que poco a poco se va convirtiendo en pánico y mis cambios de dirección para intentar evitar a todo el que avisto con material pirotécnico en sus manos.
En fin que le vamos a hacer .. no puedo evitarlo , esto es como mi pánico a las agujas (vacunas,inyecciones,análisis de sangre….) creo que son neuras que me acompañaran de por vida.
Bueno a lo que vamos, a la receta…. hoy lo que iba a ser una tortilla y que derivó en un revuelto , pero igual de bueno… espero que os guste




Ingredientes:


2 patatas medianas
1 cebolla
2 ajos 
aceite de oliva virgen extra
5 huevos
perejil




Preparación:






Pelar las verduras. Picar fino los dientes de ajo y trocear en cubitos pequeños las patatas y la cebolla. Poner las verduras en un recipiente apto para el microondas con tapa , añadir un toque de aceite y sal, remover y cocinar al 100% en 4 tandas de 2 minutos cada una removiendo cada vez.







Poner a calentar aceite en una sartén antiadherente honda e incorporar las verduras a la sartén. cocinar 3-4  minutos removiendo. 






Batir los huevos ligeramente salados y añadir un poco de perejil fresco picado. Añadimos los huevos a la sartén y a fuego medio-bajo vamos cuajando el revuelto removiendo bien durante el proceso para que se cuaje por igual. A mi me gusta el huevo bien cuajado, odio encontrarme huevo medio crudo.


ya sólo queda emplatar y disfrutar.

SE BUSCA TRABAJO PARA PODER VIVIR, PINCHA AQUÍ




domingo, 3 de marzo de 2013

Arroz caldoso con costillas

Hoy transcurre un día más o menos plácido trás unos días de muy mal tiempo con mucho viento y copiosas lluvias. Aunque para los próximos días se van a repetir las lluvias y la nieve allá dónde corresponda ,ésta vez sin la molesta ventolera .
Normalmente éste clima no me molesta, al revés hasta casí me gusta, pues solía acurrucarme en el sillón bien tapadita con una manta, con una buena taza de té y un buen libro del que disfrutar o simplemente disfrutar de una buena película. mientras la lluvia caía fuera acunando con su sonido.
Ahora la cosa cambia, sinceramente las inclemencias del tiempo ya no me son tan queridas y más cuando te ves obligada a vivir en una furgoneta de espacio más que reducido, fría como el hielo y sin opción a estar cómoda. Cuando el hecho de que te llueva todo el día te supone el no poder salir de tan restringido habitáculo y sin nada con lo que distraerte y las veces que por imperativos de la naturaleza tienes que asomar el hocico fuera , acabas empapada y con el frío que te cala hasta los huesos. Y entonces de buen gusto de echarías al cuerpo un plato de cuchara calentito y sabroso para entonarte , pero por desgracia eso es imposible.
Ya que no puedo darme el placer de cocinarme nada , me conformaré con poder postear en el blog una de mis recetas ( esas que tanto añoro ) para que lo podaís disfrutar a mi salud.




Ingredientes :

400 gr. de costillas de cerdo en trozos pequeños
2 dientes de ajo picados
sal
1 patata grande en cubos
200 gr de judias verdes planas troceada
3-4 cucharadas de tomate frito casero( en mi caso marca Hida)
pimentón dulce
colorante alimentario
1 litro de caldo de pollo ( en éste caso de gallina blanca)
100 gr. de arroz
aceite de oliva virgen extra

Preparación:




En una cacerola antiadherente con aceite de oliva freíremos las costillas de cerdo , salamos ligeramente y cuando empiezen a tomar algo de color le añadimos el ajo picado




Sofreímos el conjunto 2 minutos sin que el ajo llegue a dorar. Añadimos la patata y judías verdes.





Añadimos el tomate frito casero y mezclamos bien el conjunto.




 Sazonamos con un buen toque de pimentón dulce y removemos bien. Echamos enseguida el caldo de pollo para evitar que el pimentón se queme.




Añadimos un toque de colorante alimentario y en el momento en que comience a hervir añadimos el arroz y cocinamos a fuego medio-bajo , semi cubierto con una tapadera para que la condensación ocasionado al hervir vuelva a caer en el guiso, removiendo de vez en cuando. Trás más o menos 15-20 minutos (dependiendo del arroz) estará listo para servir.

SE BUSCA TRABAJO PARA PODER VIVIR, PINCHA AQUÍ